lunes, 28 de abril de 2014

Reinventando el Dirigible


Pareciera que con la tragedia del Hindenburg se condenaba a la extinción a los colosos de la navegación aerostática y sus aplicaciones no científicas ni militares.. una imponente imagen que quedaba relegada a alguna película de estética steampunk, apariciones con aire retrofuturista como en la serie Fringe o a pasear mensajes publicitarios como los de GoodYear sobre la exaltada muchedumbre en la Super Bowl..


..y mal que nos pese, la investigación en este campo, cómo no podía ser de otra manera, se ha mantenido con propósitos militares e industriales, aunque es ahora, con los avances tecnológicos, la utilización de materiales más livianos y económicos, y, más importante aun, el uso irrenunciable de los recursos ecológicos y sostenibles, cuando ha experimentado un desarrollo espectacular, consiguiendo ser adoptada para potenciarla con fines sociales en sectores tan variados como el transporte, las comunicaciones, la publicidad y la asistencia sanitaria en lugares donde no es posible el acceso a los vuelos convencionales.

Un ejemplo destacado que incorpora toda la innovación de la ingeniería aerostática, es el LM P-791 de Lockheed Martin, (empresa que recibe encargos tanto del ejercito estadounidense, como del ámbito comercial privado) un modelo híbrido hélices~aerostático que utiliza Helio como gas sustentador.


el P-791 hizo su primer vuelo en 2006. Se vale de un sistema de presurización-despresurización para despegue y aterrizaje, auxiliado por 4 hélices. Dotado de equipo muy sofisticado de navegación, está capacitado para alcanzar -y sobrepasar, presume la compañía- los 5000 mts. de altitud, y cuenta con una autonomía de vuelo que le permite permanecer semanas sin tocar suelo, sin renunciar tampoco a actuar como carguero. Los bajos costos de mantenimiento de esta aeronave hacen viable la amortización de su construcción, teniendo en cuenta también el hecho de que no necesita de pistas de aterrizaje, virtud que lo convierte en una valiosa opción cuando se trata de llegar a lugares remotos, que carecen de vías de acceso, o en los casos de desastres naturales que imposibilitan la llegada de suministros.

El modelo de Loockheed Martin incorpora muchos sistemas similares al Dragon Dream
de la compañía Aeroscraft, contratada por el Pentágono y la NASA, compartiendo la idea de  aeronave híbrida de Helio, aunque difiere con este en el concepto escala, ya que el Dragon Dream tiene unas dimensiones descomunales, unos 80 mts. de longitud, el doble del P-791, evocando el tamaño de las enormes aeronaves en la desaparecida era de los Zeppelin.

prueba de elevación del Dragon Dream, dejando visibles los sistemas neumáticos para el aterrizaje y desplazamiento en tierra (idénticos a los del P-791)
el DD integra los avances más punteros en seguridad por su fabricación en materiales no combustibles y que al mismo tiempo repelen las igniciones por descargas eléctricas. Un minucioso y largo periodo de desarrollo han conseguido que el aparato supere las muy exigentes pruebas a las que ha sido sometido hasta obtener, este mismo año, las certificaciones necesarias para su puesta en servicio.



En un rango de tamaño radicalmente opuesto, Solarship ha diseñado aparatos que se benefician de las investigaciones en materia aeroespacial, fabricando aeronaves híbridas y versátiles con asombrosa autonomía de vuelo gracias a su cubierta de captadores fotovoltáicos que le permiten optimizar sus reservas de energía.



Las ventajas de este tipo de aviación, tambien han sido explotadas en nuestro país, concretamente en la Universidad Politécnica de Cataluña un equipo de estudiantes ha abordado un proyecto de gran envergadura, el Freighter Bird, un carguero de apariencia Zeppelin, con el cálculo y la documentación de costes en construcción, mantenimiento, consumo y sostenibilidad, llegando a la conclusión de la viabilidad del desarrollo que se presenta como alternativa factible y rentable al transporte tradicional en barco y avión.


render del Freighter Bird.

La aeronave dispone de captadores solares distribuidos por el casco, utilizando energía limpia sin emisiones de CO2. Despegue y aterrizaje sin infraestructuras de base, y una capacidad de carga de 200 toneladas.
Las características detalladas en su web de UPC:
http://www.upc.edu/saladepremsa/al-dia/mes-noticies/2010/estudiantado-de-la-etseiat-disena-un-dirigible-ecologico-de-transporte-de-mercancias 


Fuentes:
http://www.dailytech.com/
http://www.technobuffalo.com
http://www.solarship.com/aircraft/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...