viernes, 8 de agosto de 2014

LA TRIBU DE LOS DOGON


El “Pueblo Dogón” o “Tribu de los Dogón” es un grupo Étnico que vive en la región central de Malí, al sudoeste de la curva del río Níger, en la región de Mopti en África. El medio de vida de los Dogones está basado en la agricultura junto con el pastoreo y cría de algunos animales. Su Religión es mayoritariamente Animista e incluye a los ancestrales espíritus “Nommos”.  “El hogón”   es el líder espiritual de la tribu y es elegido entre los hombres más ancianos de las familias de la aldea.
 


Sorprendentemente los “Dogones” poseen un extraordinario conocimiento astronómico, concretamente de nuestro sistema solar, aunque lo más sorprendente es la información que poseen sobre la estrella “Sirio” o lo que es lo mismo y como la llaman los astrónomos actuales “Sirio A”.
Representación Dogón de Sirio A y B
Los “Dogones” fueron visitados y estudiados entre los años 1931-1956 por el Antropólogo francés  “Marcel Griaule”,  este mantuvo durante muchas jornadas conversaciones con el Chaman de los Dogones “El hogón Ogotemeli”, el cual fue contando a Griaule entre otras muchas cosas que cada 50 años aproximadamente los “Dogones” celebran una fiesta-ceremonia llamada “Sigui” que se remontaba a al menos mil  años atrás, y que los Dogones iban transmitiéndose de generación en generación por tradición oral. Esta Fiesta conmemora la llegada de unos dioses anfibios llamados “Nommos”  que según su tradición, llegaron en tiempos remotos en un barco volador desde las estrellas y que representan mediante unas máscaras y unos rituales de baile.
Ceremonia Dogón llamada "Sigui" con las mascaras rituales que representan a sus Dioses "Nommos"

 
Representación Dogón de sus Dioses "Nommos"
Según las representaciones gráficas  y los testimonios que el “Chaman de los Dogones” mostró a “Marcel Griaule” en los años 30 del siglo XX, este pueblo africano posee desde hace al menos mil años el conocimiento de la existencia de la estrella “Sirio A” y de su estrella acompañante  “Sirio B” a la que los “Dogones” denominan  "Po Tolo"  y  que gira alrededor de “Sirio A” siendo conscientes además de que era invisible para el ojo humano afirmando también  que a pesar de ser muy pequeña, es muy pesada, y está constituida de un material más brillante que el hierro al que denominan "Sagala" .  Además los “Dogones” afirmaban que aparte de "Po Tolo" o lo que es lo mismo “Sirio B”, existe otra estrella que es 4 veces mayor que "Po Tolo" pero sin embargo mucho más ligera en peso y que tiene una órbita más exterior y que tarda también 50 años en dar la vuelta a “Sirio A”, y que ellos denominan "Emme Ya", esta estrella es a la que la astronomía actual llama “Sirio C” y que aún está por comprobar.
 
Imagen de Sirio A (estrella grande) y Sirio B (estrella pequeña, abajo a la izquierda de la mayor), tomada por el telescopio espacial Hubble.

“Sirio A” es la estrella más brillante del cielo nocturno, es visible desde el polo sur terrestre hasta Islandia y desde las civilizaciones más antiguas su intenso brillo siempre ha fomentado la curiosidad y fantasía del hombre.
Los Estudios de observación del astrónomo alemán “Friedrich Bessel” en 1844 respecto a las oscilaciones de la estrella “Sirio A” le hizo pensar que podía tener una pequeña compañera, hecho que acabó siendo confirmado al ser observada  por el astrónomo estadounidense Alvan Grahan Clark en 1862. Así pues hoy día es sabido que a la estrella “Sirio A” la acompaña otra pequeña estrella llamada “Sirio B” catalogada por los astrólogos como “una enana blanca”  o un pequeño residuo estelar compacto e inerte que tiene la mitad de masa que el sol y es del tamaño de nuestro planeta Tierra. “Sirio B” debido a su débil brillo y a su proximidad a la deslumbrante “Sirio A” es imposible de observar sin un buen telescopio. Según la ciencia oficial y sus cálculos, se estima que en la actualidad “Sirio B” tarda en girar alrededor de “Sirio A”    aproximadamente unos 50 años, dato que sorprendentemente coincidiría con el intervalo de tiempo que los “Dogones" dejan pasar entre la celebración de su fiesta “Sigui”.
Así pues resumiendo y por si alguien se ha perdido en mis anteriores explicaciones, la cuestión de este asunto es que supuestamente el “Pueblo Dogón” tienen unos extraordinarios conocimientos en Astronomía  que no corresponden a su avance tecnológico y que  les fueron transmitidos al menos hace mil años por sus dioses "Nommos" que bajaron de las estrellas, y en concreto lo mas misterioso es  su sapiencia sobre el  sistema estelar de la “Estrella Sirio”, el cual dibujaban exactamente igual muchos siglos antes de como los astrónomos de la ciencia moderna lo hacen ahora ya que según el Chaman “Ogotemeli” que charló con el Antropólogo francés  “Marcel Griaule”, el pueblo Dogón lleva la cuenta de las fiestas “Sigui” que llevan celebradas desde la llegada de sus dioses y esta cuenta según el Antropólogo francés equivaldría  al menos a mil  años. Los detractores de esta “Historia Dogón”, mantienen que los “Dogones” fueron contaminados con información ya que habían tenido contacto con los occidentales antes de la llegada del Antropólogo francés y en concreto hacen referencia a un misionero jesuita que visitó a los Dogones antes de “Griaule”. Así pues que cada uno piense lo que quiera…
Saludos.

Fuentes:

Marcel Griaule (1898 - 1956) fue un antropólogo, etnólogo y profesor francés conocido por sus estudios sobre el pueblo Dogón de África occidental, y pionero de los estudios de campo etnográfico en Francia. (Wikipedia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...